• Cliente: Público
  • Trabajos: Diseño y desarrollo frontend y backend
  • Fecha: 2017
  • Web: Ir a la página

Después de más de dos años desde el último cambio de diseño, Público decide actualizar su imagen y para ello se le propone un rediseño de la versión desktop del periódico. Este cambio se realizará en diferentes fases para minimizar el impacto sobre sus lectores. La primera fase tiene como objetivo mejorar la lectura del diario y solucionar algunos de los problemas que tiene el gestor de contenidos de la página.

Nueva cabecera

El cambio más llamativo es que la cabecera pasa a ser una mancha de color rojo que da fuerza y personalidad a la marca. Ahora la cabecera tiene un lugar fijo en la parte superior de la pantalla y permite acceder al menú, al buscador y a la sección de Público TV de una forma sencilla y rápida. La mancha de color rojo cambia en secciones como Público TV, Públic o Tremending para darle entidad propia a estas secciones.

El menú sufre varios cambios que mejoran la navegación por la página: Se reorganizan todas las secciones de la página y se eliminan del menú principal todas las subcategorías para simplificarlo. También se le ofrece un listado de noticias que le pueden interesar con el fin de captar su atención y aumentar la navegación.

Cambio de tipografía y remaquetación de los módulos de portada

Uno de los mayores problemas del diseño anterior era que muchos de los módulos de la portada principal estaban descuadrados y las diferencias en los tamaños de letra eran excesivas. Con el cambio de tipografía se unifican los tamaños de letra que hay en la portada principal y se respeta el juego de fuente con serifa para los titulares y fuente de palo seco para el resto de textos.

En el interior de las noticias se amplía el tamaño de la letra y se separa el interlineado lo que hace que la lectura sea más cómoda y de sensación de limpieza al diseño.

Eran numerosos los problemas que tenían los portadistas a la hora de organizar las informaciones en portada debido a que disponían de un número elevado de tipos de módulos y muchos de ellos tenían bugs que los hacían inservibles en algunas ocasiones. Para solucionarlo se simplifican los tipos de módulos existentes y se hacen desde cero. Este cambio supone que se reducen en más de un 70% las reglas de estilos que tenía la página web y se solventan todos los problemas de descuadres que había en la anterior versión.

Optimización del código de la página

Junto a todos los cambios estéticos, se introduce una batería cambios de código que mejorarán el rendimiento y reducen los tiempos de carga hasta un 50%. Se optimiza la carga de imágenes de la portada y el peso total de la portada principal cae en una media de 8Mb lo que es una barbaridad.

Para intentar mejorar el tráfico SEO, se realiza un nuevo etiquetado de las páginas aunque es el detalle de las noticias el que se ve más afectado.